Juguete regalón

Cuando nací mi hermana mayor me regaló un osito de peluche. Era rosado y, en ese entonces, era de mi tamaño. Crecí junto con él y lo recuerdo desde que tengo uso de razón. Incluso, cuando estaba en Kinder, para la celebración del Día de San Francisco de Asis, teníamos que llevar nuestras mascotas para que las bautizaran, y como yo aún no tenía una llevé mi osito rosado, que recibió el agua bendita y la gracia divina.

Con los años y el uso fue perdiendo su color original, sus ojos, que fueron reemplazados por botones, y su suavidad. Pero eso no importaba, seguía siendo mi osito, mi amigo, mi compañero. Lamentablemente, con la premura diaria, cambios en la casa y situaciones anexas, se perdió y nunca más supe de él.

No me había acordado de él sino hasta ayer cuando fui con mis sobrinos chicos, mi mamá, mi hermana y mi pololo a ver Toy Story 3. En la película, el protagonista se apronta a ir a la universidad y debe decidir qué hacer con sus juguetes regalones.

La cinta no sólo es emotiva por el hecho de que Andy crece y debe desprenderse de esos símbolos de su niñez, sino que también es muy graciosa y contiene los elementos de suspenso necesarios para que hasta un adulto permanezca pendiente hasta el último minuto del desenlace de la historia.

Los personajes nuevos como Barbie y Ken añaden toques de humor claves en la historia y los juguetes antiguos, como es el caso de la pareja de caras de papas, el dinosaurio, Buzz y Woody, siguen tan fieles y leales a su dueño que emocionan y nos hace pensar si es que nuestros juguetes de niñez nos extrañarán tanto como a Andy.

¿Qué pensará mi osito rosado de mi abandono y mi olvido? Creo que me haré un tiempo para buscarlo y desenterrarlo. Él me acompañó durante muchos años, fue protagonista de muchas aventuras y no es justo para él que ahora esté perdido entre los cachureos de mi casa.

Los invito hoy a recordar su juguete regalón, a pensar en todos los momentos felices que nos dieron y en todas las historias que inventamos junto con ellos. Si no saben dónde está, búsquenlo y consérvenlo, o mejor aún, encuentren un niño o niña que lo quiera y cuide.

Anuncios

0 Responses to “Juguete regalón”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: