Nunca dejes de creer

El poder de la fe es increíble. Siempre lo he sabido, pero a veces el mal espíritu me juega malas pasadas y no siempre creo con la fuerza suficiente que todo vaya a estar bien.

De todas formas, varias personas en el transcurso de mi vida me han enseñado que si uno le pide a Dios con todas sus fuerzas algo que necesite, con la convicción de que se hará realidad, finalmente el Señor cumplirá lo que solicitamos, siempre y cuando sea lo mejor para nosotros y lo que Él tenga pronosticado para nuestro bienestar.

Después de aprender ese dogma tan importante lo he tratado de llevar a cabo en mi vida. Cuando he estado aproblemada o he querido llevar a cabo un gran cambio en mi vida, me encomiendo a Dios, le pido que por favor salga todo bien, y de una u otra manera, aunque no tenga el suficiente convencimiento, todo desemboca en algo bueno.

El milagro que todo el país vivió ayer con los 33 mineros desaparecidos es una lección de fe para todos. Todas esas madres, padres, herman@s, hij@s, señoras nunca perdieron la fe de que al final se reencontrarían con sus seres queridos, de que Dios los mantendría con vida para que pudieran volver junto a su familia.

Muchos dejamos de creer, pensamos que el desastre era tan grande que los trabajadores no iban a poder sobrevivir. Todos los intentos por rescatarlos eran en vano y hasta las autoridades en algún momento perdieron la esperanza de encontrar con vida a estos 33 valientes hombres.

Pero, a pesar de las adversidades, no debemos dejar de creer que todo será mejor, que Dios nos tiene preparado un camino especial a cada uno, y que si pedimos con todas nuestras fuerzas y la convicción de que se hará la voluntad de Él, finalmente todo será mejor.

Los invito a aumentar su muchosidad, a no perder la esperanza, a tener fe infinita y a creer.

Anuncios

1 Response to “Nunca dejes de creer”


  1. 1 nato agosto 24, 2010 en 2:57 pm

    super cierto. yo justo el miércoles anterior a esto estuve hablando con mi hno chico de los mineros y él me preguntó si creia q estaban vivos. yo le dije “pucha, enano, se q es feo decirlo, pero creo q no”. no debo haber sido la unica q pensaba así. era como lo lógico.
    en verdad es un milagro q estén vivos. ahí uno se acuerda q Dios es grande.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: