La interminable espera

Las semanas previas a las vacaciones son terribles. El cansancio se hace insostenible. El cerebro inconscientemente sabe que pronto llegará el relajo, se adelanta a los hechos y ya no funciona tan bien como en el transcurso del año.

Por lo menos yo, me encuentro en este momento. Estoy ad portas de mis anheladas y soñadas vacaciones y mi cabeza está en las nubes y piensa solo en palmeras, arena, sol y el mar azul. No hay forma de que me concentre en lo que tengo que hacer y el sueño es mi peor enemigo, osa llegar desde que me despierto y no me abandona hasta que me duermo en la noche.

Y por si esto fuera poco, en la pega hay que trabajar el doble, ya que se debe dejar listo todo para las semanas en las que uno no estará, con el objetivo de que no ocurran incendios y que nadie tenga que hacer llamadas inesperadas que interrumpan los días de descanso. Y todo esto hay que hacerlo con el cerebro en “hold”.

En trabajos anteriores me pasó muchas veces que al comienzo o en la mitad de mis vacaciones me llamaban preguntándome cosas de la pega, lo que me estresaba y me dejaba angustiada por mucho rato. Lo ideal es irse fuera del país, porque aunque se esté quemando todo, es imposible ubicarte. Claro que para esa lograr esa opción hay que tener capital ahorrado para poder solventar los gastos.

Gracias a Dios yo podré hacer un pequeño viaje este año para mis vacaciones junto a mi pololo. Iré a Buzios por una semana, sin celular, sin notebook y sin preocupaciones. No creo ser afortunada, sino que lo puedo hacer por el fruto de mi esfuerzo y de todo lo que trabajé este año (que no fue poco). Así que aprovecharé al máximo esta experiencia para olvidarme de las responsabilidades, pero también para volver con las pilas recargadas para este nuevo año.

Creo que no existen recetas para paliar este período previo a las vacaciones, es una época que se hace eterna, con mucho sueño y cansancio acumulado, pero que cuando se acaba y comienza el descanso, nos hace las personas más felices del universo!

Anuncios

0 Responses to “La interminable espera”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: