Archive for the 'Canciones' Category

Mi muñeca me habló

Con todo esto del ajetreo navideño y de las compras de los regalos de rigor, me acordé de lo importante que era para mí tener siempre a mi lado una muñeca que me acompañara en mis aventuras y en mis fantasías.

Todos los años le escribía una carta al Viejito Pascuero muy esperanzada y le pedía con todo mi corazón que me trajera la muñeca de moda. Sólo en una ocasión recibí una de las que salía en la tele en los comerciales y que era fantástica. Era una muñeca rubia, con una cara preciosa, con vestido rosado y que si se le daba comida de su platito especial, ella crecía.

Sí, como lo leen, ella crecía muy alto. Tenía un sistema como a cuerda. Había que subir y bajar su brazo una y otra vez hasta que hacía click. Luego, con su cucharita se le accionaba un botón que tenía en la boca y su estómago se estiraba hasta crecer como diez centímetros.

Era maravillosa y era mi favorita. Era la protagonista de todos los juegos que yo inventaba y sus amigos eran mis monos de peluche. Compartí muchas aventuras con ella, la peinaba y me entretenía haciéndole ropa nueva, que estuviera acorde a los juegos que yo inventaba.

Aunque no lo crean, mi muñeca siguió linda y reluciente hasta hace algunos años. Luego mis sobrinos chicos la tomaron en sus garras, la disfrutaron también y ahora la verdad es que no sé dónde está.

Cuando escucho la canción “Mi muñeca me habló” de 31 Minutos, me siento tan identificada. Sí, escucho 31 Minutos, bueno, lo escuchaba y me encantaba recordar mi niñez con esas melodías tan chistosas. Para mí, mi muñeca era realmente una amiga, conversábamos y me decía cosas. No era peladora como la de la canción, pero era muy importante para mí.

Esto me hizo pensar que en la actualidad pocos niños tienen una muñeca o un osito regalón. Mis sobrinos por ejemplo, tienen unos ositos de peluche que los adoran, duermen con ellos, les inventan voces y son sus cómplices en todas sus travesuras. Pero así como ellos yo he visto muy pocos. Quizás me equivoco, pero creo que hoy los pequeños suelen tener tantos juguetes que no los valoran, porque son uno más de todo el montón.

Por lo mismo, en esta Navidad creo que sería importante apaciguar en los niños ese sentido consumista adquirido por toda la publicidad que nos agobia, e incentivarlos a que tengan un juguete que sea irremplazable y especial.

Les dejo el video de la canción “Mi muñeca me habló” para que recuerden a su muñeca o juguete especial.

Anuncios