Archive for the 'Hoy' Category

Nuevos deseos

El sábado en mi casa hablábamos de las cábalas de Año Nuevo y de lo ñoñas que eran algunas. Por ejemplo, mi hermano decía que no por el hecho de ponerte calzones amarillos vas a encontrar pololo, o no por pasear con una maleta necesariamente uno va a viajar. 

Raramente, a mí algunas sí me han resultado, por eso me gusta hacerlas, total, es mejor ponerse los calzones que no ponérselos…uno nunca sabe. ¡Yo el año que me los puse me puse a pololear! Aparte que el hacer las cábalas en familia es entretenido y le da emoción a la noche, ¿no creen? 

Pero cuando comienza un año nuevo, creo que más que hacer cábalas, es importante darse un minuto para reflexionar acerca del año que se fue, qué bendiciones nos llegaron, qué personas conocimos, que momentos agradables pasamos. También es bueno pensar en los instantes de dolor y tristeza, que por muy duros que hayan sido, nos fortalecieron y nos llenaron de entereza. 

Y también creo que es fundamental proyectarse a lo que será el nuevo año, ponerse metas y desear muchas cosas buenas, ya que el pensamiento y el poder de convicción son muy poderosos. 

Yo para este 2012 deseo tener mucha alegría y reírme mucho, ya que al reír siempre me siento mejor. Deseo compartir mucho con mis papás, conversar con ellos y aprovecharlos. Deseo jugar lo más posible con mis sobrinos, regalonearlos y nutrirme de su inocencia y muchosidad. Deseo pasar mucho tiempo con mi pololo, regalonear, flojear, viajar con él y seguir conociéndonos y complementándonos. 

También deseo pasar más tiempo con mis amigos y amigas, hacer paseos entretenidos y juntas chistosas. Deseo seguir trabajando en lo que me gusta y seguir haciéndolo con ganas y entusiasmo. 

Deseo ver muchas películas, leer aún más libros, andar más en bicicleta, ir más a misa, comer muchas cosas ricas sin culpa, hacer viajes espontáneos. Deseo aprovechar a concho el 2012. 

Y tú, ¿qué deseas para este 2012?

Changes

Dicen que las cosas malas llegan todas juntas. Creo, y la experiencia me da la razón, que las situaciones buenas también arriban al mismo tiempo y en momentos inesperados. 

En menos de un mes tuve la gracia de encontrar un trabajo perfecto para mí y además un departamento que me permitió independizarme. Ambas situaciones llegan a días de cumplir 30 años y aparecen demostrándome todo el cariño y apoyo de mis seres queridos. 

En algunas ocasiones, tratamos de evitar los cambios, por miedo a lo diferente y desconocido. Pero siento que aunque no queramos, llegan igual incentivándonos a ser mejores y a plantearnos nuevos desafíos. 

Hace rato que tenía el bichito de irme a vivir sola e independizarme. Fue muy conflictivo dar a conocer esta inquietud en mi casa y para mis papás no fue fácil asimilar que su conchito ya no viviría ahí. Pero creo que todo se dio a su tiempo, y cuando ellos ya estuvieron preparados para ese momento. 

Vi un montón de departamentos, pero ninguno me resultaba, por diferentes razones. Hasta que este año, a mediados de junio, por fin se concretó el tema, en la ocasión precisa cuando mis papás ya tenían más asimilado el tema.   

Lo mismo me sucedía con el tema laboral. Sentía que no había tenido mucha suerte en los trabajos en los que me había tocado estar. Dios me puso en lugares inhóspitos, con mucha mala vibra, con estrés absoluto y malos tratos. Pasaba con dolor de guata y con miedo a que me fueran a retar por cualquier cosa o que algo malo sucediera y que el mundo se fuera a caer. 

Cuento aparte es que siempre escuchaba a mis amigas cuando hablaban de los múltiples beneficios que tenían en sus trabajos y yo no tenía ninguno! Sólo tenía ataques al colon, horas extras no pagadas y mucho trabajo en “paralelo”. Mi última experiencia laboral distó de tantos malos ratos, pero ya no tenía mayor proyección ni nada más que aprender. 

Y por esas cosas del destino, en un proceso de selección del que no tenía mucha fe, quedé seleccionada como Encargada de Comunicaciones del Colegio del Verbo Divino. Llevo una semana en este lugar y ya me siento como en casa. Todos han sido muy acogedores y amables y, algo que aún me parece curioso, ¡nadie anda estresado! A veces espero que alguien se pegue un grito o ponga cara de ira, pero eso nunca ocurre y todos se ven felices en lo que hacen. 

Creo que Dios me puso en esos lugares “del terror” por una razón. Aprendí mucho ahí, incrementé mi paciencia, mi tolerancia y mis habilidades de trabajar rápido y para ayer. Ahora confío más en mis capacidades y en que tengo lo que necesario para realizar bien mi nuevo trabajo. 

De todo lo que me ha sucedido este último tiempo, puedo sacar dos cosas en limpio. Primero, que si uno realmente quiere algo y se lo propone, es posible llevarlo a cabo. La fe es primordial y el no bajonearse si no resulta de inmediato lo que queremos también es muy importante. Lo digo por experiencia, ya que en muchas oportunidades perdí la esperanza, pero Dios me enseñó a seguir creyendo con todas las bendiciones que me envió. 

Lo otro que puedo rescatar de esta experiencia que me ha tocado vivir es que todo llega a su propio tiempo. Aunque queramos algo con todo el corazón, pero no es el momento -ya sea por temas de madurez, tolerancia, seguridad, entre otros factores-, no llegará sino hasta que seamos capaces de sobrellevar los cambios, aprender de ellos e incrementar toda nuestra muchosidad.

Les dejo este video de la película Shrek 2, cuando los protagonistas sufren grandes cambios al tomar una poción de “Felices por siempre”. Es un poco ridículo, pero la canción es bonita.

Blackberritis

Sé que este sitio busca sacar lo mejor de nosotros y tratar de llenar este mundo con nuestra muchosidad. La idea no es criticar, sino que aconsejar y buscar soluciones a problemas del diario vivir.

Pero creo que debo hablar de una enfermedad que nos está afectando como sociedad, y que sólo ataca en desmedro a la comunicación y a la interacción como seres humanos: la Blackberritis.

Últimamente, me ha pasado muy seguido que en almuerzos, carretes o en reuniones sociales, cuando el grupo humano se encuentra conversando de lo más bien, entre medio más de una persona se encuentra revisando su celular, mandando correos o chateando.

Yo entiendo que para muchos la Blackberry es un elemento de trabajo, una herramienta esencial, sobre todo para quienes tienen su propio negocio o para los que trabajan freelance y deben estar pendientes de cualquier requerimiento laboral. Y no hay que negar que los aparatitos son muy útiles, sobre todo si uno se pierde o necesita saber una dirección. Todas sus aplicaciones, tales como el GPS, Google Mapas, entre otras, han sido la salvación de muchos en incontadas ocasiones.

Pero independiente de eso, creo que es una falta de respeto que cuando uno está hablando con alguien, esta persona de repente saque su teléfono y se ponga a chatear o a leer actualizaciones de Facebook y luego te diga: Perdón, ¿me decías? Es como si al conversar con alguien uno de repente pescara una revista o un libro y nos pusiéramos a leer en medio de la charla.

Espero no sonar amargada ni mucho menos, pero para mí, lo importante de estar frente a una persona es escucharla, mirarla y disfrutar de su compañía. Y si uno está entre un círculo de gente, es entretenido interactuar de la conversación general y disfrutar del grupo humano.

Aparte que tampoco creo que sea sano para nadie estar esclavizado las 24 horas del día, los siete días de la semana con trabajo. Para nuestra salud mental es fundamental la desconexión y el descanso, y aunque responder un mail laboral no requiera mucho tiempo ni esfuerzo con la Blackberry, igual el cerebro automáticamente se pone a pensar en los pendientes para el lunes o en las cosas que se nos olvidó hacer.

Espero que no me maten con este post, así que a los adictos a su Blackberry les pido perdón si herí sus sentimientos, pero también los invito a seguir usando este dispositivo, pero con mesura y sin olvidar que lo más importante es la interacción con personas tridimensionales y reales.

Para todas…

Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer, que conmemora la incorporación de la mujer al trabajo, sobre todo con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, período en el que mientras los hombres debían ir al frente, eran las mujeres las que tenían que mantener el hogar.

En la actualidad, el panorama se ha ampliado y las mujeres nos hemos vuelto uno de los pilares fundamentales del hogar, junto con el hombre. Incluso, hay familias en las que es la mujer la que lleva la casa, la que se preocupa de la crianza de los hijos y la que debe salir a trabajar diariamente para mantener a su familia. Y todo esto sin un hombre al lado.

Tengo la bendición de ser parte de una familia repleta de mujeres, de todas las edades, de diferentes caracteres, que a pesar de todo, siempre han salido adelante con sus familias y han dado lo mejor de sí para que las cosas resulten bien.

En mi casa, por ejemplo, mi papá y mi mamá han sido siempre pilares del hogar. Pero en este día rescataré la labor de ella, una mujer fuerte, perseverante y que siempre se posterga por los demás. Durante sus ocho embarazos trabajó hasta el último día, hasta que tenía que partir rapidito a la clínica. Sus hijos y su marido siempre han sido lo más importante para ella, y es impresionante cómo siempre trata de buscar el bienestar de todos, en pequeños detalles, demostrándonos siempre su amor incondicional.

Además de ella, en mi familia hay muchas mujeres maravillosas, fuertes, decididas, y generosas, que entregan todo de sí por el bienestar del resto. Mi abuelita, la mamá de mi papá, fue una mujer asombrosa. Lamentablemente, yo no la pude conocer mucho, ya que falleció cuando yo tenía tres años, pero de acuerdo a lo que me cuentan, puedo dar fe de que era una mujer abnegada, que adoraba a su hijo y a sus nietos, y que fue de gran ayuda para mi mamá al momento de criar a su gran familia, mientras ella debía salir a trabajar. Era divertida y entretenida, como las abuelitas de los cuentos que relatan historias sorprendentes.

Mi tía, la hermana mayor de mi mamá es una mujer que también ha tenido que salir adelante, sin tener estudios profesionales, pero utilizando sus propios talentos. Y todo lo tuvo que hacer sola, sin un hombre que la apoye. Y aún cuando ha tenido muchas vicisitudes durante su vida, siempre la he visto amable y acogedora. Cuando era chica e íbamos a verla a su casa, siempre preparaba cosas ricas para la hora del té y siempre, para nuestros cumpleaños y para la Navidad, nos tejía un chaleco o nos confeccionaba alguna prenda de vestir. Ése era su talento que ha compartido con todos.

Los invito en este Día Internacional de la Mujer, a recordar a las mujeres maravillosas de sus familias que ya no están con ustedes y a aprovechar a las que aún siguen en sus vidas, retribuyéndoles todo el amor incondicional que siempre les dan.

Resultados

Once años atrás tuve que pasar por la estresante espera de los resultados, de ese entonces, de la Prueba de Aptitud Académica (PAA). En esa época el uso de Internet no era tan masivo, por lo que tenía que esperar hasta la madrugada del día siguiente para poder ver mi puntaje a través del diario.

Mi papá fue y compró ese día el diario en el kiosko de la esquina. Creo que esa noche no dormí mucho del puro nervio que me daba ver mi puntaje. Me desperté y fui directo a ese gordo y grande cuerpo del periódico que contenía esa tan ansiada información.

Busqué y busqué mi RUT hasta que lo encontré. Lo chistoso de ese momento fue que al ver mi puntaje por primera vez me confundí con la persona que estaba encima de mis datos, a quién obviamente le había ido extremadamente mal. Recuerdo que lo primero que dije fue “me fue pésimo”, haciendo que mi papá se estresara y le diera la chiripiorca.

Menos mal que al segundo capté que mi puntaje era el de abajo, y que no era tan malo después de todo. La verdad es que era muy parecido al que había obtenido en los facsímiles en el transcurso del año, todos sobre 600. No era el gran puntaje, eran números que me yo me esperaba y sabía que algo se podía hacer con eso.

A diferencia de ahora, en esa época había que ir a un colegio, hacer una cola gigante para poder retirar la cartilla de postulación  para las universidades tradicionales y los certificados con los puntajes. Luego, en la casa y con calma se llenaba esa cartilla con lápiz mina con las opciones que uno quería. Yo sabía que no me alcanzaba para lo que quería en las tradicionales, pero postulé de todas formas, ya que uno nunca sabe.

Y en forma simultánea, había que ir a las universidades privadas para postular a las mismas carreras a las que uno había aplicado para las tradicionales, pero con más chance de ser aceptada. En esa época, no te mandaban un mail avisándote que habías sido aceptado, sino que llamaban a tu casa para contarte.

Recibí la llamada de una universidad privada y me fui a matricular al día siguiente. Y bueno, algunos años con la ayuda de un crédito bancario, pude terminar mi carrera y entrar en el mundo laboral preparada.

Pero independiente de si ahora es más simple el sistema de lo que era antes, creo que lo importante es que al momento de entrar a una universidad, hay que sacarle el máximo provecho a la experiencia que se comienza a vivir, independiente si se entra a una institución tradicional o privada.

Si no sacaste un puntaje destacado en la Prueba de Selección Universitaria (PSU), no te aflijas, que no es el fin del mundo. Con el tiempo uno se va dando cuenta de que a la larga eso da lo mismo y lo que importa es cómo uno se esfuerza y trata de dar lo mejor por ser un buen profesional, responsable y con principios.

Los números de 2010

Los duendes de estadísticas de WordPress.com han analizado el desempeño de este blog en 2010 y te presentan un resumen de alto nivel de la salud de tu blog:

Healthy blog!

El Blog-Health-o-Meter™ indica: Más fresco que nunca.

Números crujientes

Imagen destacada

Un Boeing 747-400 transporta hasta 416 pasajeros. Este blog fue visto cerca de 3,100 veces en 2010. Eso son alrededor de 7 Boeings 747-400.

En 2010, publicaste 33 entradas nuevas, ¡nada mal para el primer año! Subiste 43 imágenes, ocupando un total de 6mb. Eso son alrededor de 4 imágenes por mes.

The busiest day of the year was 25 de octubre with 50 views. The most popular post that day was Sinceridad.

¿De dónde vienen?

Los sitios de referencia más populares en 2010 fueran facebook.com, twitter.com, search.conduit.com, obama-scandal-exposed.co.cc y talkgadget.google.com.

Algunos visitantes buscan tu blog, sobre todo por estres, sinceridad, muchosidad, niños y amigo secreto.

Lugares de interés en 2010

Estas son las entradas y páginas con más visitas en 2010.

1

Sinceridad junio, 2010

2

Evitemos el estrés junio, 2010
1 comentario

3

A jugar, a jugar junio, 2010
4 comentários

4

Encuentra tu muchosidad junio, 2010
1 comentario

5

About junio, 2010

Valentía y carisma sobre dos ruedas

En un post anterior me quejé por el estrés que viví en un evento automotor del que se hizo cargo la agencia en la que trabajo. Sí, fue muy agotador, ya que significó trabajar muchas horas seguidas, muchos días, lo que me dejó exhausta.

Pero no todo fue estrés y cansancio. En la programación del evento había actividades anexas para entretener al público asistente. Entre las alternativas, la que me llamó más la atención, incluso antes de que empezara el evento, era la presentación que hacía un piloto británico que podía manejar su auto en dos ruedas y estacionar su vehículo en un espacio muy reducido.

Russ Swift era el nombre del intrépido que hacía este tipo de trucos. Pero lo que más me impresionó fue que era un señor de 70 años aproximadamente, y que, a pesar de su edad, podía disfrutar, sentir la adrenalina, la emoción, y hacer estos trucos que lograban crear sonrisas en todos los presentes.

Su show era muy entretenido. En tan solo media hora, Swift animaba al público, se conectaba con la audiencia y los hacía partícipes del espectáculo. Comenzaba con su conocida maniobra de estacionamiento. Con mucha rapidez y destreza, Swift se estacionaba entremedio de dos autos de manera extrema y veloz. Y no sólo lograba ese truco una vez, sino que lo repetía y en todas las oportunidades salía airoso, ocasionando el júbilo en el público.

Luego, elegía  a un copiloto del público y lo llevaba a una extrema aventura de derrape en la pista de asfalto. Con vueltas vertiginosas, manejo intenso y derrape acelerado, Swift deslumbraba nuevamente al público y dejaba tiritón al voluntario de la audiencia que tuvo la suerte de acompañarlo en este emocionante viaje.

Y para finalizar su presentación, Russ Swift realizaba su famosa maniobra: el manejo extremo de lado sobre dos ruedas. Con la ayuda de una rampla y de toda su destreza, el británico se desplazaba en las dos ruedas de su MG por toda la pista de asfalto, causando furor entre los presentes.

Tuve la suerte de subirme a su auto cuando anduvo en dos ruedas y puedo decir que realmente fue algo entretenidísimo. Ni la más empinada de las montañas rusas le gana a la sensación de andar en un auto en dos ruedas. Pero, sin lugar a dudas, la muchosidad del piloto británico fue lo más emocionante. Presenciar que un adulto mayor pudiera disfrutar de experiencias tan extremas como ésa me llenó el alma de entusiasmo y de ánimo de disfrutar la vida. Los invito a aprender del señor Swift y de aprovechar la vida al máximo!